El director de la Dirección General de Tráfico, Gregorio Serrano reconoce que “el ciclista está considerado como usuario vulnerable de la vía, y por ello merecedor de mayor protección”.

Hoy he firmado la Instrucción para que las luces rojas intermitentes puedan ayudar a proteger a los ciclistas en carretera. Es un colectivo vulnerable que merece toda nuestra atención. En cualquier caso, la prudencia y el cumplimiento de las normas es la mejor protección”. Este es el mensaje que ha publicado Gregorio Serrano, director de la General de Tráfico en su cuenta de Twitter, junto a las imágenes de dicha instrucción.

En la misma empieza por reconocer que “el uso del alumbrado obligatorio es importante para todos los vehículos obligados a ello, y de forma más especial en aquellos, como las bicicletas, en donde el ciclista está considerado como usuario vulnerable de la vía, y por ello merecedor de mayor protección”. Recuerda además que , “con objeto de favorecer su visibilidad en la vía, cada vez más ciclistas están optando por llevar en sus bicicletas las denominadas “luces parpadeantes”, que permite ser vistos a una distancia más lejanas que con las luces fijas”.

Tras repasar la normativa vigente respecto al uso del alumbrado de los vehículos y otros aspectos concretos sobre la visibilidad de los ciclistas y los distintos tipos de luces que deben llevar las bicicletas (con sus requisitos de comercialización y rangos de intensidad luminosa permitidas), el director de la DGT termina la instrucción de esta manera: “En consecuencia, a la vista de la normativa de circulación y técnica de vehículos mencionada, se debe concluir que las “luces parpadeantes” para bicicletas no pueden ser objeto de denuncia por infracción a la normativa de tráfico y seguridad vial siempre que no se produzca deslumbramiento al resto de los usuarios de la vía, requisito éste de no deslumbramiento que cumplen las luces que se adecúan a la normativa técnica anteriormente señalada”.

[Fuente: www.ciclismoafondo.es]

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *