Video explicativo

Paso a paso:

Si alguna vez frenando fuerte en una bajada para afrontar una curva has sentido vibraciones en el manillar o simplemente notas que la dirección de tu bici “golpetea” con los baches seguramente tengas holgura. Es importante resolverlo a tiempo, por seguridad y, porque si no lo haces, podrías dañar irremediablemente los rodamientos de la dirección.

1. Comprueba. Por supuesto para resolver un problema lo primero es identificarlo. Con la bici en el suelo pon tu mano derecha, sin apretar, sobre la dirección de tu bici, sujetándola con las yemas de tus dedos mientras con la mano izquierda bloqueas el freno delantero. Empuja adelante y atrás desde el manillar. Si notas unos ligeros “tac-tac-tac” en la dirección es que ésta tiene holgura.

2. Liberamos la tapa de la dirección. Afloja con la llave Allen la tapa de la dirección. No hay que sacarla, se trata simplemente de soltarla un poco.

3. Soltamos la potencia también con una llave Allen. De esta manera cuando volvamos a apretar la tapa de la dirección y así eliminar la holgura, la potencia no aprisionará el tubo de la horquilla.

4. Apretamos la tapa de la dirección, ésta, al bajar comprimirá el conjunto dirección y potencia en el tubo de la horquilla, eliminando la holgura. Aprieta hasta que encuentres cierta resistencia, pero no te pases.

5. Comprueba, repitiendo la maniobra del paso 1, que hemos eliminado la holgura.

6. Si la holgura ha desaparecido es momento de asegurarnos de que no hemos apretado en exceso, lo que haría que se quede bloqueada o no gire con fluidez. Para ello, levanta el cuadro con una mano, dejando la rueda delantera en el aire, mientras que con la otra giras el manillar para comprobar que gira suave y libremente.

7. Si ha quedado bloqueada o no gira con suavidad ve aflojando, en cuartos de vuelta, la tapa de la dirección y repite este paso hasta dar con el ajuste perfecto.

8. Aprieta la potencia para así asegurarla. Recuerda que debes aplicar la misma tensión en ambos tornillos, para lo cual deberás ir alternando su apriete, de uno a otro, para que sea homogéneo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *